Luz natural para tu vivienda

Dormitorio con mucha luz.

No importa cuánto nos esforcemos con la iluminación artificial de nuestra vivienda, ningún tipo de luz es comparable a la belleza de la luz natural y a todo lo que esta aporta en casa. Por eso, lo más aconsejable es tratar de conseguir que esta luz llegue a la mayor parte de los rincones del hogar.

Para ello es bueno evitar las cortinas demasiado gruesas y opacas, ya que pueden obligarnos a encender la luz antes de tiempo o pueden dar sensación de oscuridad en la casa. Si no se quiere recurrir a las persianas se pueden utilizar cortinas de dos capas, manteniendo la más gruesa recogida a los lados durante el día y soltándola por la noche, al encender la luz artificial.

Las terrazas exteriores pueden robar mucha luz a la vivienda, sobre todo si se cierran de una manera poco adecuada, colocando estores que impidan que la luz natural llegue a las habitaciones colindantes o cristales ahumados que mitiguen la claridad.

Si no se utiliza de forma habitual la terraza es aconsejable plantearse, si la comunidad de vecinos lo permite, anexionar la terraza a la habitación contigua de modo que esta gane luminosidad además de espacio útil.

Otro rincón de la casa que suele robar mucha luz es el lavadero. Tanto si vas a crear un lavadero como si ya lo tienes, ten en cuenta estos consejos:
– La puerta del lavadero debería de ser de cristal para que permita que la cocina sea mucho más luminosa.
-La separación entre cocina y lavadero, mejor que una pared de pladur lisa, debería de ser con ventanas para permitir no solo el paso de la luz, sino una mejor ventilación de la cocina.

El pasillo, a menudo el gran olvidado

Un pasillo oscuro puede dar a la casa una apariencia lúgubre incluso si las habitaciones están bien iluminadas. Para que la luz natural llegue también al pasillo y a la entrada de la vivienda son muy recomendables los cristales para puertas de paso.

Aunque los cristales no son lo más recomendable para el dormitorio, si se pueden colocar en la puerta de la cocina, del comedor o de la sala, dejando que la luz natural se filtre al pasillo. Lo ideal sería que no fuera necesario encender la luz durante las horas del día.

Si la casa es individual, se puede colocar un cristal tipo Parsol en la puerta, que permite el paso de luz pero no deja que se vea el interior de la casa, preservando así la intimidad de la vivienda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s